sábado, 18 de mayo de 2013

Tantos juguetes en el mundo y a la gente le da por jugar con los sentimientos.

Durante toda mi vida los hombres se han dedicado a jugar conmigo, desde mi padre, que jugaba conmigo a los magos, hasta mi primer "novio", todos habreís tenido un novio/a en preescolar probablemente, pues el mio, a los 5 años ya estaba  de la manita con otra niña. Un niño que me gustaba en primaria, rubio, ojos azules, mi amor plátonico, decidió a mi mejor amiga de ese entonces, lo quise olvidar con un chico mayor, moreno, ojos verdes, ya os imaginareis como acabaría eso...Luego apareció mi primer amor de verdad, mi primera relacion seria, un año, a los 3 meses, infidelidad, pensareís:"¿La engañó a los 3 meses y ella siguió con él?" si ,era asi de idiota, no fue solo una infidelidad, con eso me quedo muy corta, cuando conseguí abrir los ojos y dejarlo, apareció otro que me hizo olvidar, se lió conmigo y desapareció, más tarde vino ese que siempre estuvo loquito por mi, me consiguió, a los pocos dias se había liado con otra. Despues de todo eso, y algo más, apareció alguien, un chico bajito, moreno, bastante común, era alguien que llevaba conmigo desde pequeños y no me habia fijado en el hasta entonces, quise esconder lo que sentia por el, ahora me había vuelto de hierro, pero se enteró, y compartia sus sentimientos...era maravilloso pero faltaba algo, mi entusiasmo, mi confianza, yo era fría, y el seguía ahí a pesar de que yo no entendiera por que, me queria, de verdad, a pesar de todo le dejé, ahora yo hacia todo lo que me hicieron a mi, conoci a otro, mientras el anterior aun me queria, ahora yo jugaba a dos bandas ¿Que cojones estaba haciendo? ¿Que me pasaba? He jugado tanto con los sentimientos de dos personas en tan poco tiempo, como todos esos chicos conmigo en toda mi vida. A la unica conclusión que puedo llegar es que cualquier juguete al que utilices demasiado, terminará desgastandose.

Large

No hay comentarios:

Publicar un comentario