sábado, 31 de marzo de 2012


"¿Qué tiene ella que no tenga yo?"


"¿Qué tiene ella que no tenga yo?"Si nunca te has hecho esa pregunta, probablemente no seas de este planeta. Y si has hallado facilmente la respuesta, o eres muy honesta contigo misma o te mientes demasiado. Seguramente, "ella" no tenga nada que tu no tengas, pero la diferencia es que ella sabe potenciar y utilizar sus armas de mujer, porque todas tenemos las mismas armas, pero no todas sabemos como utilizarlas de una manera eficaz.  Entre nosotras, él, no es nada del otro mundo, las conquista por su sonrisa, por su personalidad y por su forma de ser, el físico le ayuda, sí, ¿y?. No es ni el más alto, ni el más guapo, ni siquiera el más mazado. Es un tipo corriente, que a mi ha conseguido cautivarme, me tiene esposada a su cama, esperando a que algún día se digne a compartirla. El, las prefiere rubias, morenas, pelirrojas, blancas y negras, a todas antes que a mi, o eso dice, aunque aveces no le creo. "¿Qué tienen ellas que no tenga yo?, no, más bien es que las falta. En estos momentos no voy a presumir de dignidad, porque con el suelo perder los papeles, pero a ellas las falta vergüenza, y amor propio. Que sí, que tenéis razón, que yo me he rebajado muchas veces, que yo me he denigrado, que me han perdido totalmente el respeto todas las veces que he estado a su lado... Pero me da igual, porque lejos de él, yo son una mujer integra. Para ellas todos los días son "Jornada de Piernas Abiertas" y entran todos los que quieren, y algunos obligados. Lo que me diferencia de ellas, es que el sabe dónde me duele, no es que me conozca demasiado (que si que lo hace) si no que me intuye demasiado bien, sabe que botón tocar para que caiga rendida a sus pies. No es lo que tengan ellas, es lo que le falta a él, le falta valor, le faltan agallas, le faltan fuerzas y seguridad en si mismo para poder coger de la mano a una tía como yo. Yo, ya le prometí la luna, pero el día que venga a buscarla, va a tener que venir de rodillas y suplicando. 


Nada más.

Y cuando ya no necesito a nadie, cuando estoy totalmente sola, justo en ese instante veo que no hay porque ir más allá, no tengo que seguir normas.Salgo de casa, son las 02:15 de la madrugada, llueve y está la calle desierta, no me importa, no tengo miedo, ni frío, me quito los zapatos, salto sobre todos y cada uno de los charcos que se cruzan en mi camino, lloro y lloro sin parar, de repente, no siento nada, pero me doy cuenta, solo es el principio.

domingo, 25 de marzo de 2012

Gracias.

Ella, una de las mejores personas, que han pasado y pasarán por mi vida.






Simplemente, la amo.

.


Estoy harta de responder que estoy bien, cuando no puedo 


más. A veces me imagino un,tu y yo juntos, tardes paseando,


 que me invites a un helado, que me saques la lengua desde


 la otra acera entes de verme, que me digas que estoy 


preciosa, que el tiempo a tu lado se me haga cortisimo, y solo 


tenga ganas de acabar de hacer lo que estoy haciendo para


 verte, se que yo podria hacerte feliz, lo sé, es tan solo una 


intuición. Pero tambien se que no debo hacerme ilusiones, 


que nunca te fijaras en mi.  

sábado, 24 de marzo de 2012

I ♥ he.

 

A ninguna parte.


Ahora estoy algo cansada, y esque no me pasa nada, ningún vaso roto, ninguna mano por la espalda, esta noche es de esas noches, en que andas por andar, que bailas sola, y ríes por no llorar. Y me cojo un taxi, solo son las dos y diez y en la radio suena solamente música en inglés, no resulta facil decir, no quiero volver, arranque y no pregunte usted, solo, lleveme a ninguna parte.
Ahora estoy perdiendo el juicio, ahora sangro por los ojos, apesto a cerveza y me estoy volviendo loca, solo quiero marcharme, tengo que decidirme y aún no se si ningúna parte existe.

Pequeña.

Fuiste la niña, princesa y querida, mirada y prendida de una luz divina que aun llevas contigo. Fuiste primera, el ojito derecho, tan guapa. La reina del que era tu reino y ya todo se ha ido... se ha ido. Despiertas sola y caminas con la soledad, todo se acaba y piensas me quiero marchar. Tu camino, se acaba ya.

martes, 20 de marzo de 2012

*

Hoy me he levantado con un cable cruzado, tanto contacto me ha tocado el lado malo y me he despertado, con ganas de comerme el mundo.

domingo, 11 de marzo de 2012

Tantos juguetes en el mundo y a la gente le da por jugar con los sentimientos.

Creo que hay manuales , teorias sobre el amor de gente que cree tener alguna idea. Pero sinceramente, creo que es algo que nadie sabe explicar, y quien de verdad ha sentido eso alguna vez, no lo intenta explicar. Es algo que te destroza, y creo que a nadie le gusta decir eso a niños de 10 años que te preguntan por que esos dos se dan un beso, o que significa un te quiero. Y por eso se ahorran esa parte, y solo te llenan la cabeza de frases como : "ya verás, enamorarse es lo mejor del mundo", o gilipolleces sobre lo bien que se está en pareja. Y luego llega la parte en que tú lloras, y te encuentras hasta arriba de mierda, entonces recuerdas todo lo bonito que te han contado sobre esto, y no lo ves por ninguna parte. ¿Quién coño se ha fumado todos esos besos que nos dimos? No los veo por ninguna parte. 

Pues claro que tengo defectos...


Nací para ser feliz, no perfecta.

miércoles, 7 de marzo de 2012

Pasado.



Me asusta el pasado, pensar en él sólo me recuerda lo rápido que se desvanece el tiempo, me recuerda que todo pasa, acaba, desaparece, muere... y nosotros, incapaces de hacer nada para remediarlo, recurrimos al recuerdo, a la nostalgia, a la melancolía. El presente, a penas dura un segundo y lo que decidamos, hagamos, pensemos en ese pequeño instante marcará nuestro futuro. Da vértigo pensar en ello, verdad?
Lo desconocido asusta siempre, a los humanos nos gusta tenerlo todo bajo control, saber que todo está en nuestras manos, pero nadie puede saber que pasará mañana...

sábado, 3 de marzo de 2012

Hoy.

Uno de esos días tranquilos, sábado, sí, debería salir, divertirme, reírme, pero no, estoy aqui, sin ganas de nada de eso, simplemente de quedarme, sentada, ver películas románticas, llorar, darme una ducha de agua caliente, ver más películas, leer un libro, y llorar otro rato más. Un sábado en la tarde.


Hoy no, no me apetece escribir, ni hablar, ni moverme, ni respirar, simplemente llorar y llorar sin parar. Lo he vuelto a hacer, he vuelto a caer.